Mendoza, de de

Salud y Ciencia Extraño

Resuelven el misterio del avión que desapareció hace más de 50 años en los Estados Unidos con cinco pasajeros abordo

Luego de medio siglo, gracias a la utilización de sumergibles motorizados, descubrieron los restos de la avioneta en el fondo de un lago; los familiares de las víctimas encontraron al fin la paz

Jueves, 13 de Junio de 2024
(380766)

El 27 de enero de 1971, en medio de una fuerte nevada, un avión despegó desde Vermont, Estados Unidos, en dirección a Rhode Island; sin embargo, nunca llegó a su destino, ya que por un desperfecto incierto se desplomó en el aire. Durante más de medio siglo permaneció desaparecido hasta que una reciente investigación en el lago Champlain arrojó los primeros indicios de que reposaría en el fondo de este espejo de agua dulce.

El avión privado transportaba a cinco personas. Dos tripulantes y tres empleados de la empresa de desarrollo Cousin’s Properties de Atlanta, Georgia. En aquella época, este hecho sacudió a los ciudadanos estadounidenses y en particular a los familiares de estos hombres, quienes este 2024 encontraron definitivamente una respuesta certera y la paz.

Desde un principio, se especuló con el Jet Commander de 10 asientos se había hundido en dicho lago. Justamente, luego de la catástrofe, las autoridades policiales intentaron bucear en el cuerpo de agua, pero les fue imposible porque se congeló cuatro días después. En su parte más profunda, Champlain posee 121 metros.

A partir de ese entonces, en 17 oportunidades organizaron campañas de rastrillaje en el lecho del lago. Todo resultó en vano hasta una reciente que sucedió el mes pasado, cuando el experto y aficionado Garry Kozak utilizó un sumergible no tripulado, según explicó la cadena televisiva estadounidense CBS. En o que muchos radares anteriormente confundieron con fallas de la geografía, la nueva tecnología detectó la aeronave.

Desde el medio de comunicación explicaron que los investigadores no confirmaron que sea el avión perdido, aunque todas las características indicarían que sí, lo es. Por ello, extenderán diferentes análisis previos para identificar el transporte aéreo.

Uno de los detalles que alentó a las autoridades se trató de la pintura, la cual es igual a la del avión desaparecido, así como el resto de la estructura. El mismo se encuentra a 60 metros de profundidad.

Kozak sostuvo a CBS sobre el avión: “Con todas esas pruebas, estamos 99 por ciento absolutamente seguros”. Además, frente a otro medio de comunicación, explicó que el rastreo se demoró varios años, ya que estos transportes aéreos suelen romperse en pedazos al estrellarse con el agua. “Un avión parece un montón de rocas, literalmente. Entonces, para la mayoría de las personas que miran los datos del sonar, pueden pasarlo por alto porque dirán: ‘Oh, eso parece geología’”, señaló.

Kozak es un aficionado que tiene una empresa dedicada a hallar diferentes navíos y aviones perdidos en los lechos marinos y, en este caso, en lagos. En 2012, descubrió el submarino alemán de la Segunda Guerra Mundial que se acercó hasta las costas de Nantucket, Estados Unidos. Sobre el jet privado, esta investigación inició en 1972, lo que demoró varias décadas hasta dar con el blanco.

Para muchos familiares esto no solo es un alivio porque tendrán una respuesta de qué sucedió. Sin embargo, abrirán viejas heridas que no están dispuestos a volver a sufrir. En diálogo con la agencia internacional de noticias AP, Bárbara Nikita, sobrina del piloto George Nikita, comentó: “Haber encontrado esto ahora… es un sentimiento de paz, al mismo tiempo que es un sentimiento muy triste”. Y agregó: “Sabemos lo que pasó. Hemos visto un par de fotos. Creo que ahora estamos luchando con eso”. Luego de recuperar algunos fragmentos de la nave, los parientes cercanos realizarán un homenaje en el sitio donde descansa el jet.

[ultimasnoticias]