Mendoza, de de

Salud y Ciencia Ahora

Qué es la estimulación perinatal y cuál es su importancia durante el embarazo y los primeros meses de vida

Columnista invitada I Al ser realizada de manera adecuada y respetuosa con los tiempos y necesidades del bebé, puede tener un impacto muy positivo en su desarrollo integral. La importancia de la lectura.

Miercoles, 5 de Junio de 2024
(370900)

Una de las etapas de mayor sensibilidad y vulnerabilidad de la mujer es la del embarazo. Las madres, a menudo, buscan compartir experiencias con otras mujeres que ya han sido madres, leer sobre el tema o participar en cursos de preparto. De una u otra manera, la mujer embarazada necesita sentir un sostén para contener a su bebé. Este sostén puede ser una palabra de afecto, un consejo o la narración de vivencias.

La estimulación perinatal se refiere a un conjunto de técnicas y actividades diseñadas para estimular el desarrollo físico, sensorial, emocional y cognitivo del bebé durante el periodo perinatal, que abarca desde el embarazo hasta los primeros meses de vida del recién nacido (yo suelo tomar hasta los 2 años). Esta estimulación busca promover un desarrollo saludable y fortalecer el vínculo entre los padres y el bebé.

Leé también: Consejos para gozar de la sexualidad durante el embarazo

En la estimulación prenatal, y dentro de las actividades que la madre puede realizar durante el embarazo para favorecer el desarrollo del feto, podemos citar la importancia de hablarle al bebé. Las voces de la madre y del padre pueden ser percibidas por el feto a partir de las 20 semanas de gestación, lo que puede ayudar a fortalecer el vínculo emocional y a desarrollar el sentido del oído.

La estimulación perinatal, al ser realizada de manera adecuada y respetuosa con los tiempos y necesidades del bebé, puede tener un impacto muy positivo en su desarrollo integral.

La lectura de cuentos en voz alta y la narración cumplen un rol protagónico al contener a la madre y al bebé. Durante 30 años, experimenté este camino en distintos ámbitos y regiones, dando lugar a talleres denominados “Cuentos para leerle a la panza”. El resultado de cada encuentro fue sorprendente, logrando relajarnos y experimentar diversas emociones. Las mamás me preguntan qué pueden leer, y yo les aconsejo leer lo que les guste. A mí me gustaban los cuentos con humor, onomatopeyas y diálogos, para poder hacer cambios de voces, subir y bajar el tono.

" />

Recuerdo una experiencia en la maternidad, leyendoles a las madres que recién habían dado a luz. En una charla sobre la importancia de amamantar, les sumaba unas palabras sobre la importancia de la lectura, y les leía un cuento, el primer cuento para los recién nacidos. En una ocasión, al cambiar de voz, un bebé se puso a llorar. Entonces, suavicé el tono y susurré junto a él, calmándolo. La voz es el privilegio que poseemos los humanos, el instrumento portador de la capacidad de contener.

(*) Graciela Vega es escritora, docente, y editora. Autora de cuentos, novelas, poesía y ensayos para niños y adultos. Escribió para medios gráficos y fue redactora en la Revista Billiken, Editorial Atlántida. Coordinó el Programa de Lectura de Libros y Casas de Cultura de la Nación, desde donde promovió la lectura en familia.

[ultimasnoticias]