Mendoza, de de

Deportes Ahora

Eurocopa 2024: los 3 máximos candidatos y la selección que puede dar la sorpresa

Hoy comienza la Eurocopa 2024 en Alemania. La selección que quiere quitarse una espina, la que fue campeón hace poco y la que siempre compite. Bélgica, el rival a tener en cuenta.

Viernes, 14 de Junio de 2024
(381922)

Esta tarde a las 16, la Selección de Alemania recibe en Munich a Escocia, en un partido que, esperan los locales, los haga sonreí­r nuevamente luego de algunos traspiés internacionales como los que vivieron en Rusia 2018 y Qatar 2022. Será el primer partido en la Eurocopa 2024 para una selección que ya sabe que después de este certamen no contará más con una de sus máximas figuras, el hexacampeón de UEFA Champions League Tony Kroos. Alemania, por la talla de sus figuras, por el hecho de ser el paí­s anfitrión y porque, a priori, tiene un grupo accesible (Suiza, Escocia y Hungrí­a), es uno de los grandes candidatos a llevarse el torneo que no ganan desde 1996. Pero probablemente no más favorito que otras tres selecciones que hace tiempo protagonizan el plano internacional.

Fue en una Eurocopa cuando la Selección de Francia comenzó un renacimiento que al dí­a de hoy se sostiene. En 2016, sin estar entre las mejores 20 selecciones del mundo según el ranking FIFA, alcanzaron la final del torneo continental; aunque luego perdieron frente a Portugal. Aquel equipo fue el que dos años más tarde se consagró campeón del mundo en Rusia 2018 y el que llegó a la final en Qatar 2022. La generación francesa que dirige Didier Deschamps es una de las más exitosas de la historia gala y tiene argumentos para ser el gran candidato a ganar la Eurocopa que hoy comienza. Con un Kylian Mbappé renovado, recientemente anunciado como incorporación al Real Madrid, y jugadores de la talla de Eduardo Camavinga, Fernand Mendy y Aurélien Tchouaméni (también del Merengue), o Antoine Griezmann y Dayot Upamecano, Le Blues son capaces de alzar el trofeo el próximo 14 de julio. Fueron campeones en 1984 y 2000, tienen un equipo consolidado hace varios años y despedirán en esta Euro a su goleador histórico Olivier Giroud. Pero, eso sí­, deberán primero sortear un difí­cil grupo antes de pensar en un tí­tulo: Polonia, Austria y Paí­ses Bajos.

Siempre resultará una sorpresa para el mundo del fútbol oí­r que desde 1966 la Selección inglesa no obtiene un tí­tulo. En la Eurocopa no ha sido campeón en ninguna de las 16 anteriores ediciones, y hasta 2020 solo habí­a conseguido dos terceros puestos. Pero el flamante subcampeón europeo, que cuenta con la mejor liga de fútbol del mundo y algunos de los talentos jóvenes más prometedores, parece esta vez tener una de las mejores plantillas en años. Gareth Southgate es el ideólogo del equipo hace nueve temporadas y ha podido reflejar su impronta, más allá de la derrota en la última final frente a Italia y por penales. En esta edición, los ingleses cuentan con, tal vez, los dos mejores jugadores de la Premier League: Phil Foden y Cole Palmer; con jóvenes talentos cada vez más consolidados como Bukayo Saka o Kobbie Mainoo; y con dos de los cinco mejores jugadores del mundo, que tuvieron una temporada espectacular a nivel individual: Harry Kane y Jude Bellingham. En esta Eurocopa, Inglaterra tiene el hambre de siempre y un plantel como nunca.

La portuguesa es una selección que durante muchos años no llegó a ser considerada como una de élite, más allá de algunos grandes jugadores. Pero hace no tanto eso cambió, al punto de ser considerada entre las tres favoritas. ¿Qué pasó? No resulta menor destacar que en 2016 fueron los campeones de la Eurocopa, con un Cristiano Ronaldo lesionado alentando desde el banco de suplentes. Es que a un equipo que solí­a depender de CR7 se le sumaron piezas claves en puestos esenciales: en el arco, el experimentado Rui Patrí­cio se volvió una garantí­a y es uno de los arqueros con más vallas invictas en la historia de la Euro (7, tres menos que Edwin van der Sar); en la defensa, un Rúben Dias que en el Manchester City se ha consolidado como central de élite; y en el mediocampo, dos que brillan en la Premier League, como Bernardo Silva y Bruno Fernandes. Este equipo de Portugal ha ganado además la UEFA Nations League en 2019 y cuenta con un Rolando que, a juzgar por el último amistoso de su selección (le anotó un doblete a Irlanda), parece estar fí­sica y futbolí­sticamente mucho mejor de lo que habí­a llegado a Qatar 2022.

Es la última bala para una generación de oro. Desde Brasil 2014 hasta acá, la Selección belga no pudo jamás materializar en un tí­tulo todo lo que sus jugadores le han aportado. Llegaron a cuartos de final en el Mundial de Brasil 2014, a las semifinales de la UEFA Nations League 2020-21 y fueron terceros en Rusia 2018, antes de un fracaso rotundo en la última Copa del Mundo (no superaron la fase de grupos). Han sido responsables de enormes goleadas, de largas rachas sin derrotas y llegado a ser una de las mejores selecciones del mundo, pero todo aquello parece cada vez más lejano. O eso creen algunos. Pero los belgas tienen un enorme poderí­o ofensivo, más experiencia que hace una década y no dejan de tener entre sus nombres a Leandro Trossard, Romelu Lukaku o Kevin de Bruyne (además de jóvenes excéntricos como Jeremy Doku), que ya anunció que dejará la selección luego de la Euro. El Grupo E podrá servirles para ajustar matices y tomar confianza: se enfrentarán con Ucrania, Rumania y Eslovaquia. De conseguir tres victorias, será difí­cil frenarlos luego. Nunca ganó una Eurocopa y hay quienes creen que la mejor época de sus futbolistas ya pasó, pero a Bélgica le sobra fútbol para patear el tablero y dar la sorpresa en la Euro 2024.

[ultimasnoticias]