Mendoza, de de

Deportes La casta contraataca

Aumento en las dietas de los diputados: lo que resolvió Martín Menem

Después de muchas cavilaciones, lo hará por pedido de algunos jefes de bloque; si bien trascendió que sería una suba del 80%, fuentes parlamentarias afirmaron que sería inferior

Miercoles, 5 de Junio de 2024
(373675)

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, ya tiene decidido recomponer las dietas de los legisladores a partir de este mes, tal como anticipó LA NACION la semana pasada. Como el valor de las dietas estuvo congelado desde diciembre pasado, Menem propone una recomposición en tres cuotas mensuales tomando como parámetro de actualización una cifra inferior a los índices de inflación que publica el INDEC mes a mes. Así, la primera rondaría el 40% de aumento; la segunda sería del 14% y la tercera del 8 o 9%.

El presidente Javier Milei le hizo saber a Menem que no está de acuerdo con que se aumenten las dietas en el Congreso. Menem, también reacio a tomar esa medida –de hecho, todos los meses dona su dieta-, decidió no obstante acceder al reclamo de los legisladores, sobre todo los oriundos del interior del país, quienes vienen reportando que cada vez se les hace más difícil costear su estadía en la Capital con sus actuales ingresos.

La medida se adoptaría a través de una resolución firmada por Menem, a partir de una carta que le hicieron llegar algunos jefes de bloque, como el jefe de Unión por la Patria, Germán Martínez. Sin embargo otros, como el radical Rodrigo De Loredo y el macrista Cristian Ritondo, decidieron no hacerlo porque los libertarios no quisieron firmarla para no contrariar a Milei. Si bien se había hablado de que el incremento sería de un 80%, fuentes cercanas a la Presidencia de la Cámara dijeron que sería inferior.

En la actualidad un diputado nacional cobra $2,3 millones en bruto; con los descuentos, los ingresos mensuales rondan entre $1,5 y $1,9 millones, según si percibe el plus por desarraigo y movilidad. Con la recomposición, se estima que las dietas rondarán los $2,6 millones mensuales.

Aún así, cobrarán cuatro veces menos que los senadores, que en abril pasado votaron a mano alzada una resolución, que comenzó a regir a partir de este mes, por la cual se dispuso que los legisladores percibirían un total de 13 dietas anuales -es decir, incluye el pago de aguinaldo, que hasta ahora no cobraban- por un valor de alrededor de 4,5 millones netos (poco más de 7 millones de pesos en bruto). Allí mismo dispusieron que los ingresos mensuales volvieran a quedar “enganchados” a las subas que se dispongan en las negociaciones paritarias entre las autoridades del Congreso y el gremio parlamentario, APL. Sin embargo, por la polémica que se generó finalmente los senadores decidieron desengancharse de esas actualización.

El presidente de la Cámara de Diputados aún no definió qué mecanismo aplicará para actualizar las dietas una vez abonadas las tres cuotas de recomposición. Descarta, en principio, la posibilidad de enganchar los ingresos mensuales de los diputados a los aumentos que se dispongan en las paritarias legislativas, tal como dispuso el Senado.

[ultimasnoticias]