Mendoza, de de

Argentina Ahora

Cayó el turismo internacional, pese a que Mendoza tuvo el mejor registro del país

La abrupta baja de la llegada de visitantes chilenos en el mes de abril vs 2023 (-74%) fue el gran motivo. Por vía aérea, la llegada de extranjeros creció un 22,2% en comparación al año anterior, la mejor marca de todos los aeropuertos del país.

Miercoles, 12 de Junio de 2024
(379546)

En abril llegaron a la provincia por vía aérea unos 14 mil turistas internacionales, lo que implica un incremento del 22,2% en comparación con el mismo mes del año pasado (cuando habían arribado alrededor de 11.500). Se trata del crecimiento interanual más importante a nivel nacional, ya que los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque tuvieron una variación de +6,4%, Córdoba de -3,2% y el resto de las vías aéreas de +2,8%. Así lo informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) en su Estadísticas de turismo internacional.

Como contraparte, decreció de modo muy marcado la llegada desde el paso internacional Cristo Redentor, ya que apenas ingresaron a Mendoza 11 mil viajeros no residentes, cuando en abril de 2023 habían alcanzado los 42.300 (-74%). Esto, seguramente vinculado a un abrupto corte de los viajes de compras por parte de los chilenos, ya que, en el mismo mes del año pasado se había registrado un incremento del 294,4% en el cruce de trasandinos.

Esto implica que cayó la cantidad de viajeros que llegan a la provincia para comprar -principalmente, productos de supermercado, farmacia y perfumería- mientras siguió creciendo el número de los que eligen el destino para vacacionar. Esto es lo que resaltan desde el sector turístico.

Adrián Gonzalez, gerente de Mod Hotels Mendoza, comentó que el turismo internacional creció un 16% en lo que va del año y que eso explica que se vean en las calles del centro más brasileños de lo habitual. Aunque señaló que también están viniendo personas de otras regiones.

Este crecimiento ha permitido sostener la leve pérdida de visitantes nacionales, que ha hecho que los niveles de ocupación estén un poco por debajo de otros años. Sin embargo, sumó que la estabilidad del dólar, pese a la reciente ampliación de la brecha entre el oficial y el paralelo, favoreció que la llegada de turistas de Argentina se haya vuelto a reactivar.

“Si bien se perdió un poco el nacional, creció el internacional y lo que está haciendo es que se mantenga casi en los valores promedio del año pasado para la misma fecha”, sostuvo Gonzalez.

En cuanto a los motivos de este incremento, resaltó que ha sido a nivel nacional, no sólo en Mendoza, y estimó que varios factores pueden haber contribuido, como el aumento de la conectividad aérea, la promoción y el hecho de que el producto Mendoza es muy requerido. “Independientemente de que el destino esté más caro en dólares, la gente que lo quiere consumir, lo consume”, planteó.

Añadió que la provincia está de moda y que en los círculos sociales lo promocionan, a lo que se suman los esfuerzos de las agencias, la publicidad que hacen los mismos privados y las acciones del Estado.

Edmundo Day, presidente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza (Aehga), comentó que entienden que en estos momentos es cuando se debe apelar al valor que genera la marca Mendoza. “Por suerte, en algunos segmentos, no somos una provincia que funcione, exclusivamente, por la variable precio. Y eso es muy positivo porque la gente viene por la propuesta turística de valor que se ofrece, más allá de que pueda estar un poco más cara que el año pasado”, señaló.

Consideró que muchos extranjeros que vienen a Mendoza -recordó que representan el 15% del turismo llega a la provincia durante todo el año- lo seguirán haciendo, ya que muchos son atraídos por la calidad de la oferta, y no tanto por precio, o esperando a que suba la cotización del dólar (como sucedió con los chilenos y el turismo de compras, principalmente entre setiembre y noviembre del año pasado).

De hecho, anticipan un segundo semestre muy positivo para el turismo internacional, pero a partir de setiembre, principalmente. En los próximos meses, detalló, esperan visitantes desde Brasil y Uruguay, pero no tantos desde Chile (por razones climáticas y el tipo de cambio), ni Europa y Estados Unidos.

En cuanto a los turistas nacionales, señaló que el cambio del modelo económico tuvo su mayor impacto en abril y el hecho de tener mejores datos de inflación, paritarias entrando en acción (ganándole, poco a poco, a la inflación), la reaparición de las líneas de crédito para consumo -3 a 12 cuotas sin interés-, “son buenas noticias que, lentamente, van tendiendo puentes entre la macroeconomía y la micro”. De hecho, para las vacaciones de invierno estiman que podría alcanzarse una ocupación por encima del 70%, básicamente, con un gran componente de turismo nacional (95%).

El país ha estado más caro los últimos dos meses, por la apreciación del peso, pero entendemos que los precios se están acomodando, dada la fuerte baja en la actividad económica -industria, comercio, construcción- y, por ende, en la venta. Ya vemos que hay más promociones, tanto en vuelos como en gastronomía, hotelería y actividades de aventura y esparcimiento”, indicó el titular de Aehga.

Asimismo, señaló que el turismo no es una actividad esencial, por lo que el sector ha tenido que esperar los primeros indicios de reacomodamiento de las variables económicas para que la gente vuelva a consumir. En esta línea, planteó que, hoy, una de las mayores preocupaciones se vincula con la pérdida del empleo, por parte de muchas personas (debido al ajuste, tanto en el sector público como en el privado), y eso aplaza decisiones de viajes.

Pero, del otro lado, sigue habiendo muchos, tanto argentinos como extranjeros, “que no viven al día y les encanta venir a Mendoza a disfrutar de bodegas, enogastronomía, montaña, esquí, etc. Esa gente viene, más allá de los precios, aunque pueden medirse en algunos consumos”.

Las estadísticas de turismo internacional del Indec revelan que, en abril, ingresaron a Argentina 762.800 de visitantes no residentes por todas las vías de acceso; de los cuales 440.100 fueron turistas y 322.800 fueron excursionistas (quienes no se alojan en el país).

El turismo receptivo provino principalmente de Brasil, con 21,5%; Uruguay, con 16% y Europa, con 14,6%. En conjunto, los países limítrofes aportaron el 60,2% de los turistas. El 50,7% de los turistas no residentes arribó a Argentina a través de la vía aérea; el 36,9% utilizó la vía terrestre; y el 12,4% restante llegó por vía fluvial/marítima.

En abril, se registró un saldo negativo de 329.300 visitantes internacionales por todas las vías de acceso al país. Este resultado, explica el informe, fue debido a los saldos negativos de 270.500 turistas y 58.800 excursionistas.

[ultimasnoticias]